Mujer, renace a tu vida con la certeza de la esperanza

Hace un tiempo en el consultorio comentaba con alguna mujer lo difícil y triste que es sentirse derrotada; por situaciones asociadas a los diferentes aspectos de la vida; como la vida en pareja, como madre, esposa, hermana o hija, en tu dimensión personal, laboral, espiritual o económica, haciéndonos sentir que es el fin del mundo. Y de pronto se abre una puerta que permite cambiar la visión de la vida; siendo estos momentos parte del camino en el cual todos los seres humanos debemos transitar; lo que hemos llamado la noche oscura donde surgen los miedos más profundos, las heridas y dolores que se tienden a repetir y a donde se acostumbra a estar; motivo que lleva a tomar la decisión de caminar y buscar, a no detenernos, a orar a Dios pidiendo compasión; situaciones que llevan a un aislamiento a veces de la familia, de la vida personal, laboral, y espiritual iniciando caminos que permitan conocer y descubrir lo más profundo del alma; entendiendo como funciona la mente y como a veces ciertos pensamientos pueden lastimar el ser y guiar el pensar, sentir y actuar a decisiones que no son tan buenas para el ser humano.

Por esta senda se conocen hermosos valores como el PERDON que libera el alma y lo más importante el perdón a sí mismo, puesto que lo que se considera una equivocación es más bien un maestro que enseña lo que es AMAR y AMARSE, PERDONAR -PERDONARSE, AGRADECER Y TENER FE, Creer, y crecer, que por más oscura la noche, Dios te abraza y te dice “no te lamentes”, “no te compares”, se descubre que el valor del ser humano es mayor al mundo y se resume a una muestra del AMOR INFINITO DE DIOS, que le sirve desde siempre; y le enseña a no RENDIRSE, TE MOTIVA A LEVANTARTE Y SEGUIR LUCHANDO, A NO TEMER, esta mujer al decirme que Jesús saca VIDA DE LA MUERTE, OPORTUNIDAD DE LA DIFICULTAD, ALEGRIA DE LA TRISTEZA, AMOR DEL ODIO, PERDON DE LA OFENSA Y SANACION DE LA HERIDA, que siempre se hace presente, se vale de lo más pequeño y lo vuelve grande al igual que la adversidad, formamos parte de un gran plan que no depende de nosotros, por eso a veces no se debe perder tiempo tratando de entender o descifrar la vida, solo hay que vivirla, vivir cada instante, APRENDIENDO A MOVERTE CON LOS CAMBIOS, LAS CIRCUNSTANCIAS pues nada es eterno todo es cambiante, agradeciendo el pasado y orando por el futuro.

Cada día es un banquete de infinitas posibilidades, NUNCA DEJA DE PASAR ALGO solo se deben abrir bien los sentidos, aceptar las emociones, modularlas; siendo conscientes de las opciones y responsable de las acciones, ver la vida con risa con humor aprendiendo a reírse de sí mismo, a tener la libertad de SER.

La VIDA ES Y SERA UN CAMINO NO UN DESTINO, la felicidad es una decisión que se toma y poco a poco va surgiendo desde la VERDAD del alma, de la aceptación sincera a sí mismo a lo que ES Y FUE, asumiéndola con fuerza y decisión, pues las dificultades no se irán pero se tiene Lo Cierto EN Lo Incierto, QUE ES EL ABRAZO DE DIOS Y LA ESPERANZA DE UN HOY Y UN MAÑANA MEJOR que no conoce el ocaso y disipa las nieblas en la noche oscura, pero que se levanta por encima y se convierte en RENACIMIENTO…

MUJER RENACE A TU VIDA CON LA CERTEZA DE LA ESPERANZA…

A ti Naty, Vero, Dani, Doña Maria, Cris, Pau, Diani, Vale, Juli, Andre, Lau y todas aquellas que permitieron la construcción de estas ideas en su atención.

Gracias a DIOS por la vida.

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest

Deja un comentario

Reserva ya tu cita

Contáctame y hablemos